Durante el mes de septiembre se ha puesto en funcionamiento el equipo para la injección y posterior decoración con etiquetas IML para los envases de 750 g.

La instalación se compone de un máquina inyectora con un nuevo robot y un nuevo sistema de alimentación para las etiquetas de IML.

Para completar la el conjunto se ha construïdo un almacén refrigerado en la misma sala de inyección para almacenar las etiquetas IML según los parámetros de calidad.

Para IP Triana, la puesta en marcha de la instalación supone un importante salto cualitativo al romper el límite de las 6 tintas y pérdida de punto en la impresión directa sobre tubo. Las nuevas etiquetas IML permiten la impresión a CMYK aportando un importante avance en la resolución y calidad de la decoración. La capacidad productiva de la instalación será de 10 millones de envases anuales.

Según Aleix Triana, «la puesta en marcha de este nuevo equipo, supone un argumento de venta más para nuestros clientes y nos abre las puertas a la llegada de nuevos.» y añade: «con la aplicación de la tecnología IML a uno de nuestros productos estrella, como es el envase de 750 g., ofreceremos la más alta calidad y servicio a nuestros clientes».

 

Más información

Shares
Share This