Conocer los tipos de envases farmacéuticos existentes en el mercado es un primer punto indispensable. Y es que es necesario encontrar el que mejor se adapta a las características particulares de las sustancias que van a contener. Por ello es imprescindible seguir al pie de la letra lo indicado por la Farmacopea, tanto española como europea. Así como estar al tanto del cumplimiento de todo lo indicado por la Agencia Española del Medicamento.

No hay que perder de vista que estamos hablando de elementos fundamentales dentro del engranaje del sistema sanitario. Ya que tanto su diseño, como su fabricación y servicio, están orientados a mantener el medicamento en perfectas condiciones.

Por ello, es importante prestar especial atención al envase que se elige. Sobre todo, teniendo en cuenta que los modelos, materiales y diseños son muy diversos. Además de cambiantes en función de distintos aspectos, tales como las innovaciones tecnológicas o la preocupación por la sostenibilidad.

El ámbito de los envases farmacéuticos es como una superproducción con sus actores principales, directores y productores. Y por supuesto, con sus nominados favoritos. ¡Acompáñanos! ¡No te pierdas el estreno!

Primera aproximación a los tipos de envases farmacéuticos

En primer lugar vamos a establecer una primera diferencia, de la que todo el mundo puede percatarse. Ya que se trata de la que va a encontrarse cualquier usuario final, que acude a una farmacia a adquirir un medicamento. Se trata de los envases farmacéuticos de venta.

En este sentido los tipos de envases farmacéuticos se clasifican, en primer lugar, en envases inmediatos y envases externos. Estos últimos son los que funcionan como envoltorios de los envases inmediatos. Aunque a veces también portan algún utensilio adicional o accesorio para la administración o medición del medicamento al que acompañan.

Pero son los primeros, los envases inmediatos, sobre los que vamos a centrar nuestra atención. Ya que contienen de forma directa al medicamento. Es decir, al que está en contacto con él y, por tanto, encargado de preservar sus propiedades, en el camino hacia el cliente final. Y también, facilitando su consumo o aplicación.

Evidentemente, los envases farmacéuticos destinados a ser utilizados por el público en general se presentan en un formato más pequeño. Mientras que los que se dirigen a un ámbito clínico u hospitalario, suelen aparecer en un formato mayor y, quizás, con unas características de utilización más complejas o especializadas.

¿Cuáles son los envases farmacéuticos más demandados?

En la actualidad, es imposible hablar de envases farmacéuticos sin referirse a la situación de pandemia en la que nos hallamos inmersos desde hace más de un año. Pues, ni qué decir tiene que ha afectado de manera directa a la venta de determinados fármacos. Y a su vez, lógicamente, ha influido en el incremento de demanda de determinados tipos de envases farmacéuticos.

Por eso, haciendo caso de las estadísticas recabadas en farmacias, el consumidor ha optado sobre todo por medicamentos con una presentación en tableta, cápsulas o comprimidos. Ya que las ventas, en su mayor medida, se han concentrado en los analgésicos, suplementos vitamínicos, etc. Las compañías encargadas de la fabricación de medicamentos se han visto obligadas a incrementar su producción en este tipo de fármacos. Y, por tanto, han aumentado su demanda en los envases farmacéuticos acordes. En el índice de productos de IP Triana pueden encontrarse estos tipos de envases farmacéuticos.

El catálogo de IP Triana

De distintas alturas y capacidades, los tubos cilíndricos responden a una demanda para diversidad de usos. Pueden funcionar como pastilleros o, contener píldoras. Además de ser también envases para tabletas o comprimidos, entre otros usos. En este último caso, contamos con un modelo innovador, que incluye un dosificador en el propio envase: Klek.

En esta categoría se incluyen desde envases para pastillas efervescentes hasta envases para comprimidos orales. También envases para grageas, tubos para pastillas o envases para comprimidos. Además de las variantes en las que se implementan cierres a prueba de niños, u otros grupos poblacionales a los que hay que proteger de manera especial.

-Nebulizadores nasales.

Otros de los productos estrella de los últimos tiempos son los sprays o nebulizadores nasales. Nuestros envases plásticos, de 30 ml de capacidad se suministra en tres partes: botella, tapón (con el precinto) y, por último, el nebulizador con la cánula.

Nuestro compromiso

No queremos dejar de mencionar nuestro compromiso con la calidad, la eficiencia y la innovación. Seguimos de cerca la evolución de las tendencias actuales en envasado farmacéutico. Así como en lo referente a la sostenibilidad.

Nuestro fin es la satisfacción del cliente. No lo dudes, contacta con nosotros. Confía en nosotros la fabricación de tus envases farmacéuticos.

 

Más información

Shares
Share This