La industria del packaging en España ha tenido la habilidad de sortear las dificultades y mantenerse en pie. Pero no solo eso, sino que también ha crecido en los últimos años gracias al comercio electrónico y el creciente interés de los usuarios por hacer sus compras online.

El sector de la alimentación también ha sido clave, ayudando a que la innovación forme parte del proceso, en parte por las exigencias con las que debe cumplir el packaging en España. De esta manera, se ha hecho una inversión importante para que todos los envasados cumplan con la normativa sanitaria y de trazabilidad exigidas, sin que afecte a su calidad, sabor o textura.

Pero ¿cómo ha sido la evolución del sector en los últimos años?

Claves de la industria del packaging en España

Algunos puntos para comprender la expansión que ha experimentado este sector:

  1. Es un sector imprescindible: quienes apuestan por este sector saben que siempre serán necesarios sus servicios. El packaging comprende desde las bebidas hasta la cosmética, alimentación, farmacia o cualquier producto que llega al usuario final. Salvo los productos frescos, el resto de elementos están sometidos a embalaje. E incluso los frescos cada vez más se sirven procesados, lo que requiere también de bandejas para mostrarse al público.
  2. Tamaños reducidos: la sociedad cada vez es más individual y los modelos familiares no tienen nada que ver a los de hace unos años. El mercado exige propuestas para singles y familias monoparentales.
  3. Genera empleo: el aumento de la demanda ha favorecido la contratación no solo directa, sino indirecta también a través de servicios asociados como la logística.
  4. Materiales ecoamigables: la industria del packaging en España se preocupa cada día más por ofrecer materiales con bajo impacto al medio ambiente. El compromiso con el entorno natural es una preocupación, no solo de los usuarios finales, sino también de muchas empresas y eso se plasma en la inversión en I+D y cómo surgen alternativas al plástico de un solo uso. Algunos ejemplos es el bambú, el corcho, la semilla de aguacate y todo lo que provenga de materiales reciclados.
  5. Personalización: las marcas saben lo importante que es la imagen y el diseño gráfico para vender. Los paquetes personalizados son cada vez más comunes y desde las latas con nombres propios que lanzó Coca-Cola hace unos años, hemos podido ver acciones similares en otros segmentos.
  6. Tecnología: nada de esto sería posible sin la inversión en tecnología por la que ha apostado el sector. No solo ha permitido que éste sea más competitivo, sino que han aumentado las medidas de seguridad y salubridad, en beneficio de todos. Además, muchos soportes incorporan medidas adicionales como control de temperatura o estado del producto envasado.

En resumen, se podría afirmar que la industria del packaging en España es tan sólida gracias a que ha podido mantenerse a la vanguardia, satisfaciendo las necesidades de los consumidores.

Más información

Shares
Share This